Esat a Gulben: «Quiero ser yo quien te haga feliz»

Gulben se siente acorralada por, están en la azotea del edificio y la chica tiene miedo.

Este lunes en Inocentes… Gulben se siente acorralada por, están en la azotea del edificio y la chica tiene miedo.

Han está preocupado, no encuentran a Gulben por ningún sitio.  “Hay un lunático que me acecha y no sé dónde puede llegar su obsesión por mí”, Han le advierte a Safiye y a Inci que cierren las puertas y no salgan.

Han sale a buscar a su hermana. Naci se ha soltado de las cuerdas y ha conseguido llegar hasta la puerta de salida. Han lo escucha y vuelve a esconderlo dentro del entramado de los cimientos del edificio. Naci está en las últimas y Han le da sus medicinas.

Gulben sigue retenida por el individuo que no la deja que se vaya. La joven, por fin, consigue escapar de Anil.

Han no quiere que Gulben siga viendo a Esat. Pero la chica está enamorada de él. El joven se presenta en casa de Gulben, pero Han le impide la entrada.  Han no cree que Esat esté enamorado de su hermana y solo le hará daño.

“¿A ti qué te pasa con Gulben? ¿Qué quieres de ella?”, Han está muy furioso. Esat le contesta: “Es una buena chica y me hace feliz”.

Han sigue: “¿No te da pena que sufra otra decepción?”. Pero Esat, muy seguro, le dice: “No sufrirá ninguna decepción. Han quiero que sepas que me gusta mucho. Quiero ser su compañero, saber siempre si está bien o mal. Quiero que sea feliz. Quiero ser yo quien la haga feliz”.

Han no quiere que Esat se enamore de su hermana y le entrega una muñeca con la que todos los días duerme abrazada a ella Gulben.  “Tiene otras 40 muñecas en su habitación, dedica una hora a arreglarlas y se toma un té con ellas. Gulben no es una mujer adulta,  mi hermana no tiene la edad mental que tú piensas, Esat. Cuando la miro veo a una niña pequeña”.

“Así que esto no puede ser. Por eso estoy en contra”. Esat, con lágrimas en los ojos, le dice: “Yo no lo sabía. No volveré a molestaros”.

Gulben ha escuchado toda la conversación entre su hermano y Esat. Todo lo contenta que se sentía al principio, se ha convertido en tragedia al final. Gulben llora desconsolada.

Gulben, destrozada por las palabras de su hermano, lo está esperando: “Al final le has convencido y se ha marchado. Huirá de mí como hacía antes. ¿Contento?”. Han se queda sin palabras.

“Gulben ha crecido, y está en edad de ser amada. Se terminaron los juguetes y los cuentos de hadas. Se acabó tanta tontería”: Gulben está desquiciada. “Soy una mujer adulta, por fin. Han me has abierto los ojos. Me he ganado el derecho a que alguien me ame”.

“Las muñecas eran mi única compañía y les contaba mis cosas. Vosotros nunca estabais. No tenía el abrazo de nadie. Tú te crees más maduro y más cuerdo que nosotras. Eres insignificante. Has logrado destruir a tu hermana y todos sus sueños.  No voy a renunciar a Esat, me da igual lo que tú pienses. Acabaré durmiendo abrazada a mis hijos, Esat me abrazará y sentiré mucha lástima por ti. Tú no tendrás una persona a quién abrazar en tu cama. Porque nadie en el mundo amará un corazón tan pequeño”.

Han queda desolado, le ha hecho mucho daño a Gulben. Han vuelve a encontrarse con Esat: “Tú no eres el problema. Gulben tampoco lo es. El problema soy yo”.

Inci y Safiye empiezan a hacer un poco de amistad. El encierro por miedo al individuo que acosa a Han ha producido un acercamiento entre ellas.

No te pierdas ninguna novedad sobre Inocentes y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.