Inci acaricia su alianza y llora sin consuelo

El abuelo de Inci le dice: “Se te olvidará, ni siquiera pensarás en ello.

Este martes en Inocentes… El abuelo de Inci le dice: “Se te olvidará, ni siquiera pensarás en ello. Y nos reiremos los dos”. Inci acaricia su alianza y llora.

Esat ha llevado a Han hasta el lugar donde se encuentra Inci. Esra está con ella y le pregunta: “¿Estás segura de que quieres divorciarte?”.

Han se presenta en la casa donde está Inci. El abuelo de la joven le dice: “No insistas. Ella ha tomado una decisión”. Inci sale en ese momento y se encuentra con él.

“¿Sin hablarlo siquiera, Inci? ¿Así sin más? Solo vengo una pregunta que hacerte. ¿Por qué te casaste conmigo? Dime que estabas desesperada. Dime que te precipitaste, que te apetecía vivir una aventura; cualquier cosa. Pero dímelo”.

Ese anillo que llevas, ¿qué significa para ti?”. Han está desbocado.

“Te lo diré. No tengas miedo Inci, este hombre no te mentirá. Sabrá lo que necesitas con solo mirarte. Te escuchará cuando le digas lo que deseas. Porque lo que quiere es hacerte feliz”. Le contesta Inci.

Si me hubieras dado una oportunidad, lo habría hecho. Mirándonos a los ojos habríamos hecho felicidad de la desgracia. Llevar ese anillo en el dedo significa tener coraje”. Inci estalla: “¡Tú eres el verdadero cobarde! Me lo ocultaste todo. Me engañaste”.

Los dos jóvenes siguen discutiendo culpándose mutuamente de las decisiones que han tenido que tomar. “Tú sabías que me dejarías desde el principio. Deberías haberme dicho que ya no querías estar conmigo”, le dice Han fuera de sí.

Inci le grita: “No quiero estar en esa casa. No eres tú. Esas casas son casas sin amor en las que nadie se soportan unos a otros. Yo me crie en una así. Y soñaba que fuera distinto contigo. Soñaba con un hogar feliz”.

A Han se le hace un nudo en la garganta escuchando a la que todavía es su esposa. “Juntos habríamos cambiado el destino de esa casa”, es lo único que acierta a decir el joven.

“Como quieras. Vamos a ver al abogado. Hagamos lo que tengamos que hacer. Y luego cada uno por su lado”, Han se da media vuelta y se aleja.

Gülben visita a Inci: “Todos creen que me he olvidado de ti, pero no es así. No puedes olvidar a alguien sin más. Y tú lo sabes bien”

Inci le dice que quiere escuchar lo que le tiene que decir. Gülben le dice que se acuerda de cuando ella le contó algo sobre su madre en casa de Esat. Que quería tanto a vuestro padre que no le quedaba amor para vosotros.

Gulben continua: “A Han le tocó crecer solo. Ningún niño merece que lo abandonen. Tú le dijiste que le amabas, que acabarías con su soledad. Cumple lo que has prometido. No juegues con un corazón que está roto. Quiérele a él y no a nosotros”.

Gülben está llorando al igual que Inci que está atragantada con lo que está escuchando: “Si vemos en casa a dos personas quererse tanto como os queréis, quizá nosotros cambiemos. Tendríamos una oportunidad. No dejes solo a mi hermano. He venido aprometerte algo, yo llevaré el peso de la casa para que Han esté contigo. Piénsatelo una última vez

Inci llora desconsolada, ella quiere a Han, Gülben ha sido muy valiente abriéndose a ella y contándole toda la verdad sobre Han y su familia.

Inci llega al despacho del abogado para firmar el divorcio. Esra pregunta por Han. El abogado le dice que Han ya ha firmado y se marchó.

Han está en la terraza de su casa, está bebiendo para olvidar. De pronto aparece Inci: “Va a ser muy duro para mí. Vivir sin ti es pedirme demasiado«.

No te pierdas ninguna novedad sobre Inocentes y síguenos en Facebook (haz clic aquí), Twitter (haz clic aquí) y suscríbete a las notificaciones de esta web para enterarte de las novedades más importantes totalmente gratis.